7 remedios contra los parásitos y bacterias

En cualquier sitio del mundo nos podemos encontrar ante parásitos y bacterias. Sobre todo los viajeros sabemos que hay que tomar ciertas precauciones antes y durante nuestra estancia en el extranjero. En países donde hay un nivel de higiene inferior al que estamos acostumbrados en Europa o donde circulan organismos que nuestros cuerpos no pueden combatir existe un mayor riesgo de contagio y, como consecuencia, nos llevaría a infecciones y enfermedades como la gastroenteritis aguda, la giardiasis (infección por el parásito intestinal Gardia Lamblia/Giardia intestinal) y el campylobacter pylori, siendo estas dos las más habituales en el Caribe y el Sureste Asiático.

A continuación os presento unos remedios naturales que podéis aplicar en combinación con un tratamiento prescrito por tu médico:

    1. El aceite de orégano. Es un antibiótico natural. Se ha comprobado tras varios estudios internacionales que el aceite de orégano combate infecciones por bacterias y hongos, parásitos, virus, inflamación, candida, alergias y tumores.  Incluso se ha mostrado que este aceite ha sido más activo en la eliminación de la bacteria E. Coli, frente a otras 4 bacterias dañinas. Esta sustancia de carácter medicinal se extrae del aceite esencial para conservar sus propiedades. Así que no es el típico orégano que echarías encima de la pizza, sino forma parte de la familia de la rama de la menta (Labiatae). El aceite de orégano se puede encontrar en forma de aceite líquido o de cápsula suplementicia.
    2. El ajo. A lo largo de los años el ajo se ha usado como remedio casero en muchas culturas para matar a parásitos y para controlar infecciones por hongos. También desintoxica mientras a la vez estimula la eliminación. Contiene propiedades antioxidantes para proteger contra la oxidación causada por los parásitos, particularmente la alicina y y el ajoene. Estos componentes pueden matar a amebas de una célula e incluso algunos gusanos. La alicina no se presenta de forma natural en el ajo. Cuando cortas un diente de ajo, la encima allinasa actúa sobre el componente químico, convirtiéndola en alicina. Consume el ajo en pequeños trocitos o hazte un zumo de ajo. Comienza con un diente de ajo al día, evaluando cómo lo toleras.
    3. Semillas de calabaza. Matan a los huevos de los parásitos gracias a su grasa natural. la cucurbitina que está dentro de las semillas ha mostrado que actúa contra la actividades de los parásitos, ya que paraliza a los gusanos para que se suelten de las paredes intestinales. Es preferible comer las semillas de calabaza crudas durante el día en la cantidad que quieras, para obtener el máximo beneficio.
    4. La piña. Contiene un componente que se llama bromelina. Estas enzimas ayudan en la eliminación de los parásitos y a equilibrar la digestión. Además, esta fruta es anti-inflamatoria, por lo que trabaja activamente en cuanto a la cura del intestino.
    5. El ajenjo. Esta planta latinoamericana de sabor amargo contiene la sustancia llamada absintina y es usada para la producción de la bebida alcohólica conocida como Absinthe. También se usan algunas ramitas del ajenjo como parte de la hierba buena, usada para hacer el famoso mate que se consume en Argentina. Tomando la infusión del ajenjo en ayunas durante unos 9 días expulsas los lombrices y parásitos intestinales. Tendrías que dejar una cucharada sopera de ajenjo macerando en medio vaso de agua durante la noche. Por la mañana lo filtras y te tomas el líquido.
    6. Pippali rasayana. Se trata de una fórmula tradicional ayurvédica compuesta por la pimienta larga  (Piper Longum) y palash (Butea Monosperma). Se usa el pippali rasayana mucho en el tratamiento de la disentería crónica, las infecciones por Giardia e infestaciones por gusanos. Puedes mezclar una cucharadita de esta fórmula en una taza de agua caliente y tomártelo todo, 3 veces al día durante un período de 15 días.
    7. Aceite de coco. Este aceite vegetal consiste de una cadena de triglyceridos de cadena media y ayuda a fortalecer el sistema inmune. El aceite de coco también tiene una alta concentración de ácido láurico y ácido caprílico, lo cuales poseen propiedades antivirales, antimicrobiales y antifúngicas. Una desintoxicación con aceite de coco supone mezclar el aceite de coco en agua caliente y beberlo durante 3-7 días. Tendrías que llegar a tomar 10-14 cucharadas de aceite de coco al día durante tu detox. Podrías tomar dos cucharadas cada 2 horas, según tu nivel de tolerancia.

Alimentos a evitar si sufres de una infección por parásitos, bacterias o amebas:

  • productos con azúcar refinado
  • productos que contienen lactosa (hasta que se reparen las paredes intestinales ya que puedes sufrir temporalmente de una intolerancia a la lactosa después de tu tratamiento antibiótico)
  • comidas procesadas
  • alcohol
  • trigo (especialmente los que llevan gluten ya que se convierten en azúcar causando inflamación intestinal)
  • carne roja, en particular la carne de cerdo
  • verduras de hoja verde
  • la mayoría de las frutas, excepto las mencionadas aquí abajo.

Alimentos que te ayudarán y acelerarán tu recuperación:

  • complejos de probióticos en polvo o en cápsula
  • comidas fermentadas como la kombucha, el kimchi y el sauerkraut o col fermentada.
  • kale
  • carnes blancas como el pavo y el pollo
  • cebolla verde
  • arroz basmati
  • almendras
  • tomillo
  • aloe vera
  • melón amargo
  • papaya, granada y piña

 

No Comments

Post A Comment